Next Foto 1 de 6  
Foto: El último gran golpe policial asestado a la banda fue la detención el 3 de octubre de 2004 en Francia de su máximo jefe político desde la captura de la cúpula de Bidart en 1992, Mikel Albisu, alias Mikel Antza (en la foto, tras su detención), y de Soledad Iparragirre Anboto, durante años dirigente de los comandos etarras y encargada, en el momento de su arresto, del aparato de extorsión. TELEPRESS